fbpx

¿Por qué establecer su empresa en una zona franca?

El crecimiento de la actividad industrial en los últimos años ha sido inminente, y el 2017 no será la excepción.  La producción de la industria de enero a diciembre de 2016 registró una variación de 3,5 % frente a la registrada en 2015, que fue 1,8 %. Según el Dane este resultado es el más alto desde el 2012. Es un hecho entonces que en Colombia ha aumentado la demanda de predios para instalar o radicar empresas: nuestro país es hoy en día un modelo de complejos industriales muy competitivo en la región, pues en la última década se multiplicó por 10 el número de zonas francas; somos el país líder en América Latina.

Las zonas francas son una excelente opción para las empresas, pues además de ser zonas donde se desarrollan actividades industriales de bienes y servicios o actividades comerciales bajo una normatividad especial en materia tributaria y aduanera, también tiene beneficios en términos de manejo de operaciones de comercio exterior, aportan infraestructura y seguridad a las empresas que elijan instalarse allí, y facilitan la articulación de economías de red.  Estas zonas han resultado ser un mecanismo efectivo para desarrollar las regiones en donde están ubicadas y para atraer inversión extranjera. Los principales países que han invertido en Colombia gracias a las zonas francas son Estados Unidos, Canadá, España, Reino Unido, Japón y México, entre algunos otros.

¿Cuáles son realmente los beneficios tangibles de tener su empresa en zona franca?

Entre las ventajas más importantes que reciben las empresas ubicadas en zonas francas están:

La exención parcial del Impuesto de Renta, pues se paga una tarifa única del 15%. (El impuesto general en el territorio nacional aduanero en Colombia es del 25%).

La exoneración del Impuesto de Arancel e IVA, así como del Impuesto sobre la Renta para la Equidad CREE y el Impuesto de Remesas, (que sí deben pagar las ubicadas en el territorio nacional). También obtienen libertad cambiaria, pues pueden manejar libremente las divisas de las operaciones que realicen en la zona franca o pueden monetizarlas en pesos de acuerdo a la reglamentación que rige para el mercado cambiario, según normativa del Banco de la República.

Además, las empresas en zonas francas pueden beneficiarse de las ventajas de los tratados Internacionales suscritos por Colombia. De igual manera, los despachos y salida de mercancías que se realizan son muy sencillos y ágiles, es decir sin declaraciones de importaciones o de exportaciones, entre muchos otros beneficios.

Las zonas francas garantizan a su empresa la infraestructura necesaria, tecnología, personal capacitado, seguridad y servicio que dan sello de calidad en todo el proceso y generan competitividad para su empresa.

El régimen franco permite que empresas de cualquier tamaño y de cualquier sector sean usuarios calificados en las zonas francas. Aun si su empresa no hace importaciones o exportaciones, recuerde también que para establecerse dentro de Zona Franca Metropolitana no es necesario exportar ni importar, lo único que se requiere es tener una actividad lícita y constituir una nueva sociedad.

El incentivo a la creación de empresas es otro factor beneficioso que han traído al país las zonas francas: hay cerca de 1.200 compañías instaladas y han aumentado las inversiones en el sector que alcanzan los 23 billones de pesos. Además, han incentivado sectores de tecnología, componentes eléctricos, autopartes, cables de fibra óptica, entre otros.

Si hay tantas zonas francas, ¿Cómo escoger la mejor para su empresa?

Con respecto a la ubicación de la zona franca que usted escoja, uno de los factores determinantes a evaluar, hay que decir que la periferia de Bogotá se ha convertido en eje de desarrollo industrial, pues la saturación de la ciudad en términos de movilidad hace de las zonas aledañas un atractivo. Además de ser más económico ubicarse en estos puntos, la infraestructura está facilitando la ubicación de las empresas en estas zonas. No estar dentro de Bogotá genera ahorro por tiempos y por restricciones de ingreso y movilidad.

Cundinamarca, con 19 zonas francas, es el departamento número uno en cantidad de zonas francas en Colombia, lo cual demuestra la confianza de los inversionistas. Lo siguen Bolívar, Antioquia y Atlántico. Además, en los últimos cuatro años la generación de empleo de estas zonas se ha duplicado.

Zona Franca Metropolitana está ubicada en el municipio de Cota, sobre el eje occidental de Bogotá, equidistante del norte y el sur. Por su ubicación, la carga puede ingresar a Bogotá por los diferentes corredores logísticos. Es sobre la Autopista Medellín (también conocida como la Calle 80), a 3,5 km de Bogotá, 4 Km del Aeropuerto Internacional El Dorado y a 4,5 Km del portal de Transmilenio de la 80, punto de partida de constantes rutas de buses intermunicipales y punto de conexión con el sistema integrado de transporte de Bogotá. Está cerca al Km 0 de la Ruta del Sol, vía que va hacia los puertos de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta y conecta con Santander, Antioquia y Urabá y próxima a la intersección con la autopista que comunica el puerto de Buenaventura con el Oriente colombiano y Venezuela.

Entre los servicios complementarios con los que su empresa puede contar en Zona Franca Metropolitana están los parqueaderos para visitantes y para tractomulas que brindan áreas adicionales para descongestionar las vías de acceso y apoyan la operación interna, patio para inspección de la Aduana Colombiana (DIAN), infraestructura de última tecnología, zonas verdes, báscula camionera de 80 toneladas, planta de tratamiento de aguas servidas, planta de tratamiento para recirculación de aguas en sanitarios y pisos, zonas de almacenamiento de basuras, sistemas de seguridad perimetral, CCTV, control de accesos y visitantes, oficina de administración, zona comercial, de restaurantes y de oficinas., oficina de seguridad y control, recepción general, entre otros.



No hay comentarios »

Deje su comentario





Me interesa recibir noticias de comercio exterior